viernes, 13 de enero de 2017

Coches de alquiler: qué hacer si nos exigen el pago de una reparación por accidente

Es posible que alguna vez no encontremos con el problema de que al devolver un coche de alquiler, nos indiquen que el coche ha tenido algún tipo de percance y que debemos hacernos cargo de los desperfectos causados. Los desperfectos pueden ser tan simples como una simple rozadura, un pequeño bollo o una pequeña raja en el parabrisas. Cualquier excusa es buena para sacar un poco más de dinero.


Si estamos seguros de no haber sufrido ningún tipo de accidente, ni haber hecho nada que pudiese causar esos desperfectos, y no sabemos cómo actuar, con este artículo os pretendemos informar sobre qué hacer si se os presenta alguna vez una situación de este tipo al entregar vuestro coche de alquiler.

Desde la empresa de alquiler de coches no pedirán rellenar un parte de accidente. Lo primero que hay que hacer es no rellenar partes de accidente que no hemos tenido, ni siquiera si la reparación nos parece insignificante, ya que en caso contrario nos podemos llevar una sorpresa en los cargos de nuestra tarjeta de crédito y tener que reclamar con posterioridad, siendo complicado que nos devuelvan ese dinero.

No obstante, para evitar situaciones como esta, lo que hay que hacer es comprobar de forma minuciosa el estado del coche antes de retirarlo, debe estar en perfectas condiciones, tanto el exterior como el interior del mismo. En caso contrario, el contrato de alquiler debe indicar claramente todos los desperfectos, rozaduras o golpes que el coche pudiera tener.

A la hora de realizar la devolución, también es importante solicitar un justificante en el que se indique que el coche está en perfectas condiciones o, en caso de que se detecten desperfectos porque realmente hemos sufrido algún tipo de accidente, podremos rellenar un parte en el que se especifique de forma clara y exacta cuáles son esto desperfectos. En este último caso deberemos conservar una copia del parte de accidente, siendo altamente recomendable que hagamos fotos de los desperfectos y las conservemos.

Si después de esto se recibe cualquier tipo de cargo con el que estemos en desacuerdo, deberemos rechazarlo y exigir que dicho cargo se acredite y justifique de forma adecuada.

Si aun así, seguimos no estando de acuerdo, entonces podremos presentar una reclamación utilizando las Hojas de Reclamaciones de la compañía de coches de alquiler o ante la Junta Arbitral de Transportes Terrestres que corresponda. Los servicios de estas juntas son gratuitos y su intervención en la resolución del conflicto está garantizada cuando la reclamación es inferior a los 15.000 euros. Si bien es cierto que para importes superiores a 6.000 euros es necesario que ambas parte, de común acuerdo, sometan a conocimiento de la junta la controversia de que se trate.

Para terminar solo indicaros que la mejor manera de que no os puedan cobrar por haber sufrido un accidente con un coche de alquiler, es contratar un seguro a todo riesgo, el alquiler nos saldrá más caro, pero en ningún caso tendremos que hacer frente a una costosa reparación si tenemos la mala suerte de sufrir un accidente mientras hacemos uso del coche alquilado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario