lunes, 9 de octubre de 2017

Un coche a buen precio, las opciones del leasing y el renting

Empresas y particulares se esmeran más que nunca por hacerse con un coche que sea una ganga.

Entregando las llaves de un coche de renting

Pese a los esfuerzos que realizan tanto las casas de automóviles como el propio gobierno con los planes de ayuda para fomentar la compra de coches nuevos, con cuantías que giran en torno a los 2.000 euros de ahorro en dicha adquisición, estos siguen representando un enorme esfuerzo para los bolsillos tanto de la gran mayoría de los hogares, como para los presupuestos de muchas empresas.

Leasing y renting para cambiar de coche


Cambiar de coche en estos momentos significa, bien arriesgarse a realizar una inversión que para muchos está fuera de sus posibilidades, bien optar por el mercado de ocasión (que dada el fuerte aumento de la demanda en los últimos años ha generado un incremento en los precios de los coches de segunda mano), o bien optar por una alternativa más original e innovadora, como son el leasing o muy especialmente el renting.

Vendiendo un coche

El leasing va a permitir financiar la adquisición del vehículo mediante un contrato de alquiler a largo plazo que probablemente concluirá en la compra del mismo por su valor residual. A efectos generales es similar a una compra ya que todos los gastos corren por parte del arrendatario.

El renting ofrece una opción diferente. Disponer de un vehículo nuevo, sin costes añadidos, sin impuestos, sin revisiones ni cambios de neumáticos o seguros, y en régimen de alquiler. El vehículo pertenece en todo momento a la compañía de renting. La compañía de renting compra un vehículo a solicitud de su cliente y lo pone a disposición de este en alquiler por un tiempo determinado con todos los gastos incluidos a cambio de una cuota mensual; no obstante, no ofrece la posibilidad de adquirir el vehículo una vez finaliza el contrato.

Esta es una alternativa muy ventajosa, especialmente para empresas, autónomos y profesionales independientes quienes además de evitar realizar el desembolso relativo a la compra de un coche nuevo, con el renting, podrán disfrutar de interesantes ventajas fiscales y presupuestarias, liberando recursos financieros al contabilizarse el en renting coche como un gasto y no como una inversión.

Entrega de llaves de un coche

Sin embargo, a pesar de que el renting está presente en el mercado como alternativa para disponer de un coche, existen estudios que demuestran que tan solo un 30,3% del canal empresa confía en las soluciones y ventajas que el renting les aporta.

Además hay que añadir que este sector no ha sido inmune a la crisis, advirtiendo el freno sufrido en el crecimiento de sector; y pese a que parece estar viendo la luz al final del túnel, aún es un periodo de transición hacia la recuperación del renting. La AER (Asociación Española de Renting), confirmaba el ascenso generado en la facturación e inversión en el último trimestre, y se prevé un incremento en la flota de manera sostenida para este 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario