miércoles, 20 de diciembre de 2017

Los neumáticos, una parte esencial de la seguridad de tu vehículo

A la hora de hablar de la seguridad en los vehículos, los neumáticos pasan a formar una parte imprescindible de la misma, y es que no debemos olvidar que se trata del único contacto que tenemos entre nuestro coche y el asfalto, de manera que debemos cuidar que estén en buen estado y, por supuesto, también los cuidaremos con mucho mimo.

La mayor parte de la gente no es consciente de la importancia que tienen unos buenos neumáticos en la seguridad de un vehículo, de ahí que muchas veces realicemos los cambios más tarde de lo que debemos, o incluso optemos por algunos modelos que no se adaptan adecuadamente al tipo de superficie por la que solemos rodar. Nuestro objetivo en esta ocasión es la de echaros un cable para, en primer lugar, que os concienciéis y sepáis que verdaderamente estamos hablando de un elemento en el que vale la pena invertir ya que nos puede salvar la vida, y por otra parte, también os vamos a dar algunos consejos que os ayudarán a mantener vuestros neumáticos en perfecto estado.

Neumático nuevos

La importancia de utilizar neumáticos de calidad y en buen estado


Antes de nada, es importante que partamos de la base de que, cuando hablamos de neumáticos de calidad, no nos estamos refiriendo a neumáticos caros, sino que en el mercado tenemos la posibilidad de elegir entre un amplio abanico tanto de marcas más conocidas como menos conocidas, las cuales suelen ofrecernos una calidad más que justa para poder garantizar un rodaje adecuado.

En este sentido, por lo que podemos aprovechar ofertas y encontrar neumáticos baratos también de primeras marcas, pero sobre todo es esencial que siempre tengamos muy claro que, los zapatos de nuestro coche, deben estar en perfecto estado en todo momento y, sobre todo, no vamos a intentar ahorrar en este sentido ya que la vida vale mucho más que un cambio de neumáticos.

Hay que tener en cuenta que los neumáticos tienen cuatro funciones principales que son, por una parte se encargan de soportar el peso del vehículo, por otra ayudan en la absorción de las irregularidades de la carretera, actuando a modo de amortiguación con lo que se consigue una mayor comodidad, también ayudan a transmitir la atracción y las fuerzas durante un frenazo, y por supuesto también son necesarios para poder guiar nuestro vehículo.

Por ello es importante que invirtamos en un producto de calidad y, en todo momento nos aseguremos de su buen estado, consiguiendo de esta forma disminuir la distancia de frenado y reducir los riesgos a la hora de que se produzca un derrape.

Debemos observar que tenga una buena presión y que no presenten imperfecciones, con lo cual, aparte de lo mencionado anteriormente, también vamos a disfrutar de otras muchas ventajas como es el hecho de que el consumo de combustible se va a reducir en buena medida.

Consejos para evitar dañar los neumáticos


Como decíamos, no sólo es importante poner unos buenos neumáticos como pueden ser por ejemplo los desarrollados por bf goodrich, sino que además también es esencial que los cuidemos adecuadamente, y para ello es necesario que vigilemos muy bien la presión.

Por norma general, unos neumáticos en buen estado tardan mucho en perder su presión, pero es importante que nos acostumbremos a echarles un vistazo y a darles un pequeño toque de aire para que, en el momento en el que se produzca algún tipo de incidente, podamos detectarlo a tiempo.

Al menos deberemos vigilar la presión de los asmáticos una vez al mes y siempre con los neumáticos fríos, y por supuesto también debemos llevar mucho cuidado por el tipo de superficies por las que conducimos.

Muchas veces, los arcenes de algunas carreteras cuentan con restos de vidrio, piedras, metales, etc. que pueden afectar muy negativamente a la salud de nuestros neumáticos, y por supuesto, en el caso de que le demos algún pellizco contra algún bordillo o elemento saliente, deberemos realizar una comprobación que nos permita determinar si el neumático sigue manteniendo toda su integridad.

No obstante, si el golpe o el pellizco ha sido muy fuerte, lo ideal es ponernos en manos de un profesional, ya que en ocasiones se pueden producir daños internos que no son visibles desde fuera.

Y por supuesto, también es esencial que vigilemos la profundidad de la banda de rodadura, de manera que intentaremos evitar que descienda de los 3 mm, aunque legalmente siempre vamos a poder conducir hasta los 1,6 mm, pero, eso sí, debemos entender que esto va a aumentar mucho la distancia de frenada, lo cual evidentemente nos puede llegar a perjudicar más de lo que podemos imaginar.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar neumáticos nuevos


Y como breve resumen, os vamos a ayudar a saber todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un neumático nuevo, y evidentemente vamos a empezar por sus dimensiones, las cuales dependerán de los modelos que estén homologados para nuestro vehículo, lo que significa que no tenemos más que echar un vistazo a la ficha técnica.

Dentro de las dimensiones, vamos a tener un margen que variará en función del tipo de vehículo, además de que también existe la posibilidad de homologar un tamaño diferente al oficial, para lo cual hay que llevar a cabo un trámite muy sencillo y rápido de realizar.

Por supuesto también debemos tener en cuenta el tipo de suelo que vamos a pisar, es decir, si vamos a estar por zonas con condiciones climatológicas adversas, si es frecuente que haya agua, nieve o hielo, y por supuesto también se deberá considerar las características del vehículo y básicamente el tipo de trayecto que vayamos a realizar con él, es decir, las condiciones de utilización del propio vehículo.

Es decir, no es lo mismo tener un todoterreno y movernos tan sólo por ciudad que, por contra, utilizarlo para lo que ha sido concebido que es movernos por entornos complicados con rocas y salientes de todo tipo que pueden afectar rápidamente al estado de nuestros neumáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario