martes, 22 de mayo de 2018

Seguros a terceros: consejos y recomendaciones

En tiempos de crisis, como los que vivimos actualmente, los consumidores se plantean reducir gastos en el seguro de su coche contratando uno a terceros, seguro que resulta más económico que el de a todo riesgo.


En 2007 un seguro a terceros de nueva contratación podía rondar los trescientos sesenta euros de media al año, mientras que a día de hoy no llega a superar los trescientos euros, lo que supone una bajada de un 17% en el precio de dichos seguros.

A la hora de asegurar un coche, los consumidores están eligiendo en los últimos años el seguro más económico y baratos. Por lo tanto, muchos de ellos están escogiendo un seguro a terceros en vez de a todo riesgo. Si piensas en cambiar tu seguro por uno a terceros, te detallamos a continuación algunos puntos que debes considerar.

Seguros a terceros más baratos


El precio del seguro a terceros más barato y económico que hace seis años. El seguro a terceros básico es una de las opciones que la gente está empezando a considerar para asegurar su vehículo sin que éste tenga un coste demasiado elevado. Según un estudio realizado por Kelisto, desde que comenzara la crisis económica la cuota neta media de nueva contratación para seguros a terceros básicos ha disminuido un 17 por ciento.

¿A qué se debe esto? Podemos destacar los dos factores siguientes en esta bajada de precios:
  • La aparición de nuevas empresas de seguros directos (que no tienen oficina física y operan desde Internet o a través del teléfono) que están suponiendo una competencia continua entre aseguradoras.
  • Por otro lado, el fomento de la compra de vehículos con planes como el PIVE no ha resuelto el problema del descenso en la venta de coches nuevos, y se debe a que los índices de siniestralidad de los coches han descendido notablemente en los últimos tiempos, cambiando a su vez los precios de los seguros con una clara tendencia a la baja.

Según datos proporcionados por Kelisto, en 2007 la mitad de los seguros de coche contratados eran a terceros básicos y el treinta y cuatro por ciento a terceros ampliados. Mientras que en 2012 los seguros a terceros básicos se redujeron a un treinta por ciento, y sin embargo, los seguros a terceros ampliados aumentaron hasta alcanzar a constituir el cincuenta y ocho por ciento de todas sus pólizas.

Gracias a este estudio podemos comprobar que debido a la crisis económica han crecido en número las pólizas a terceros, aunque también han crecido las coberturas contratadas en su modalidad básica, modalidad que no ofrece cobertura a ocupantes, o por robo, incendio o rotura de lunas.

Garantías a examinar en los seguros a terceros


Cuando contratamos un seguro a terceros con una aseguradora, debemos analizar la posibilidad de que en sus pólizas se incluyan importantes garantías que nos pueden venir bien en muchas ocasiones como:
  • Defensa Jurídica. Nos puede resultar muy conveniente si por cualquier causa tenemos que acudir a los tribunales para defendernos en un juicio. Son muchas las razones por las que conducir un vehículo nos puede implicar judicialmente.
  • Responsabilidad Civil Voluntaria. La finalidad de este seguro es cubrir las situaciones que el seguro obligatorio, que tenemos que contratar por ley, no nos cubre.

Otras coberturas menos contratadas en las pólizas de seguros de coche a terceros pero que también pueden llegar a ser de mucha utilidad serían:
  • Robo. En los últimos años la sustracción de vehículos se ha reducido notablemente en España (casi a la mitad), pero nunca está de más proteger nuestro vehículo en este sentido.
  • Rotura de lunas. Conviene saber que el precio medio de reparación de este tipo ronda los trescientos euros, siendo bastante normal que circulando en carretera una piedra golpeé el parabrisas y lo rompa.
  • Ocupantes del vehículo. El seguro obligatorio no se hace cargo de los daños a las personas que viajan con nosotros si tenemos un accidente.
  • Daños propios. Es la cobertura menos contratada en los seguros a terceros con coberturas adicionales, además el dieciséis por ciento de los que lo incluyen en sus pólizas lo hacen con franquicia.
  • Asistencia en carretera. Con esta cobertura la aseguradora, en caso de avería, se compromete a llevar el vehículo a un taller y a sus ocupantes a su domicilio. Esto conviene mirarlo detalladamente antes de contratar el seguro ya que algunas compañías incluyen la cláusula de devolver el coche al domicilio del asegurado siempre y cuando este no se encuentre a más de un número de kilómetros determinado.

Si ninguna compañía quiere asegurar nuestro coche


En caso de que ninguna aseguradora quiera asegurar ni siquiera a terceros nuestro vehículo (por ejemplo, por haber tenido numerosos siniestros anteriores), en España disponemos de un organismo que nos cubrirá en esos casos, se trata del Consorcio de Compensación de Seguro, una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad (a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones).

Esta organización nos protege en casos en los que nuestro seguro a terceros básico no nos ofrezca coberturas ante situaciones como:
  • Siniestros originados por un vehículo que aun estando asegurado ha sido substraído.
  • Casos en los que exista controversia entre las compañías de seguros sobre quién es el responsable del siniestro y cuál de ellas debe pagar.
  • Daños causados por vehículos que no disponen de seguro.
  • Siniestros en los que el causante haya sido un vehículo desconocido.
  • Otros casos complejos como rechazos de conductores que tienen un amplio historial de accidentes.

Si quieres más información al respecto puedes consultar la página web del Consorcio de Compensación de Seguros.

Consejos antes de contratar un seguro a terceros


Es aconsejable que tengas en cuenta los siguientes puntos a la hora de contratar un seguro de coche en estos tiempos de crisis:
  • Aunque tu vehículo tenga unos cuantos años, piensa en incorporar diferentes garantías complementarias (como incendio, robo, o rotura de lunas). Estas garantías adicionales tienen un coste relativamente bajo y en caso de siniestro siempre serán muy útiles.
  • El precio de la tasa del consorcio es muy bajo. Puedes ver datos al respecto en la web del Consorcio.
  • Valora contratar un seguro a todo riesgo o un terceros ampliado. Todo dependerá de los años de tu coche y del dinero que puedas y quieras pagar.
  • Un terceros básico solo cubre de los daños que podamos ocasionar a otros y, en algunos casos, la reclamación de daños, los daños del conductor y la asistencia en carretera.

Y recuerda, comparar es la manera de conseguir el seguro a terceros más barato. Si lo haces en la web adecuada puedes llegar a ahorrarte hasta casi doscientos euros al año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario