viernes, 16 de marzo de 2018

Concesionarios de coches: ¿se pactan los precios?

Las organizaciones de consumidores se vienen quejando desde hace tiempo del hecho de que los concesionarios de coches y los propios distribuidores de vehículos pactan los precios y que los propios fabricantes comparten con ambas partes información comercial y estratégica contraria a los intereses de la libre competencia y el libre mercado.

Concesionario de coches

La propia Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha verificado la existencia de señales que demuestran este hecho, detectando prácticas claramente en contra la libre competencia, prácticas que si llegan a clasificarse como muy graves pueden conllevar multas de hasta un 10 por ciento de los beneficios de la empresa que las lleve a cabo.

Por este motivo la CNC ha abierto diferentes expedientes sancionadores que podrían afectar a un buen número de fabricantes, distribuidores y concesionarios de coches, que deberán ponerse las pilas para solucionar, en el plazo de año y medio, dichos expedientes.

Cómo ahorrar al comprar un coche


Está claro que la práctica de pactar los precios supone un claro agravio para los consumidores ya que va en contra de un mercado con precios libres. No obstante los consumidores tenemos algunas maneras de mitigar este problema:
  • Visitar varios concesionarios. Los diferentes concesionarios, incluso de la misma marca y situados en la misma provincia, son teóricamente libres de fijar los precios que les interesen. Por eso es imprescindible negociar los precios.
  • Comprar en la época adecuada. Los concesionarios son más receptivos a una posible negociación cuando se acerca el fin de semestre o fin de año, ya que es el periodo en que los vendedores deben cumplir con sus objetivos. En esta época es más fácil conseguir descuentos de más del 10 por ciento.
  • Hacer uso de las ofertas. Las diferentes marcas de coches realizan con frecuencia ofertas y promociones puntuales, una buena estrategia es pedir a los concesionarios que nos avisen cuando vayan a aplicar un buen descuento sobre el vehículo que nos interesa. En muchas ocasiones los descuentos superan el 20 por ciento sobre el precio oficial del coche.
  • No al equipamiento extra innecesario. Los vendedores tratarán de tentarnos con el equipamiento extra de los modelos superiores y más caros, pero éste suele subir bastante el precio de los coches y luego se utiliza en contadas ocasiones. El presupuesto debe indicar claramente los extras que incluye el coche y los diferentes gastos a los que tendremos que hacer frente para completar su adquisición.
  • Plan PIVE. En caso de no disponer de un coche viejo, un buen truco puede ser comprárselo a algún amigo o familiar que tenga alguno que no utilice, o comprarlo directamente en una web de coches de segunda mano. El descuento al que se accede con el Plan PIVE es notable (2.000 euros o 3.000 si somos familia numerosa y el coche que vamos a adquirir es de más de cinco plazas).

Desde un coche barato esperamos que nuestros consejos y recomendaciones os hayan parecido de interés. Por cierto, si a alguno de vosotros se le ocurre alguno truco o consejo adicional, por favor, no dudéis de incluirlo en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario